CONSTRUYENDO LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL ACCION DE LAS RONDAS CAMPESINAS EN EL NOR ORIENTE PERUANO
  APORTES Y LOGROS
 

APORTES Y LOGROS DE LAS RONDAS CAMPESINAS

Como organización popular independiente., autónoma, democrática y patriótica de las masas rurales y urbanas marginal, viene brindando hasta hoy importantes aportes a favor del desarrollo de la comunidad a nivel local, regional y nacional en diferentes áreas, como son:

EN EDUCACIÓN.- Para los humildes hombres del campo la organización rondera ha significado el ingreso a una universidad del pueblo, donde a partir de la practica diaria y cotidiana hemos aprendido a reclamar nuestros derechos, ha entender el rol transformador que le toca asumir al hombre del campo. Los que por diversas razones no pudieron ir a la escuela es en la organización donde inclusive aprendieron a firmar, lo que el estado nunca pudo lograr con las campañas de alfabetización mal planificadas y sin proyecto nacional. Los ronderos hemos contribuido a que el hombre del campo avance y se comprenda así mismo y a partir de ahí entienda que la lucha es mayor, contra los opresores de siempre. Las Rondas Campesinas han creado “La Escuela de Educación Campesina”, que consiste en la capacitación directa y permanente de los ronderos en el manejo de la administración de justicia y formas de convivencia familiar y comunal, conocimiento y promoción de los Derechos Humanos y Deberes, por medio del sistema Auto Instructivo y auto educativo permitiendo de esta manera la reducción considerable del analfabetismo y propiciando una mayor y mejor participación del poblador en el desarrollo comunal y en la educación de sus hijos; la participación de la mujer es más efectiva en las rondas, con lo que permite generar una cultura de paz y justicia, de identidad con ella, de fuerza moral para luchar por sus derechos.
EN LO ECONÓMICO.- La sociedad rondera ha logrado un nuevo estilo de vida, a raíz de su lucha cotidiana por un cambio de conducta más productiva y planificada, ha dejado de ser borracho, mujeriego, gallero, casinero, vicios que le han costado grandes sumas de dinero y muchos conflictos familiares, partiendo de la violencia familiar hasta la separación del hogar y el abandono de sus hijos, riñas, asesinatos seguido de interminables juicios hasta sumirse en la pobreza. Hoy nos encontramos con un campesinado que piensa, discute, participa y planifica. Su gasto social es más humano y ordenado, laborioso, y líder; porque en los ronderos está la noble responsabilidad del desarrollo socio cultural y económico de su pueblo y comunidad. Los ronderos han controlado el abigeato en las comunidades donde están organizados. “Hoy ya podemos vivir tranquillos, ya no hay robo de ganado, ni de animales menores, ni las comidas en las chacras se pierden hoy podemos criar y sembrar, cosechar y obtener mejores ingresos económicos gracias a las rondas campesinas”. (Ismael Rosillo.) Son los testimonios de la población campesina, las mujeres campesinas también opinan, “gracias a las rondas campesinas hoy el esposo nos respeta, considera y valora nuestro trabajo, es más solidario y hogareño ya no malgasta el dinero, nos da para guardarlo, nos consulta cuando va a comprar o vender algo y respeta nuestra opinión, ya no recibimos los puñetes ni las patadas, hoy somos más consideradas y tenemos algún ahorro”.
EN EL DESARROLLO COMUNAL.- El campesino a través de las rondas a logrando una positiva participación de sus ciudadanos mayores de 18 años y menores de 60 años, ha restablecido el orden y el respeto a las autoridades comunales, a logrado que todos trabajen sin esperar recompensa; en la construcción de escuelas, casas comunales, templos, caminos de herradura, carreteras, cementerios, agua y desagüe, canales de irrigación, reforestación, convirtiéndose de esta manera las rondas en el eje principal del desarrollo comunal “Respetando y conquistando Derechos, cumpliendo y exigiendo deberes”, para los ronderos el elemento básico y clave del desarrollo comunal es la Democracia. Por eso respetar la democracia, restablecerla y construirla es tarea de todos, nacer y crecer en democracia, vivir y desarrollarse en ella es objetivo principal y fundamental de las rondas. Hoy los ronderos convocan al trabajo colectivo a los niños y adolescentes para participar en forma voluntaria en las obras comunales, vislumbrando desde hoy las potencialidades de un pueblo que en todas las etapa de su vida debe incorporarse al trabajo.

EN SEGURIDAD CIUDADANA.-
Los campesinos organizados en rondas campesinas han controlado el mal comportamiento de sus ciudadanos y han restablecido la conducta moral de “No robar ni una aguja ni un manojo de hierba, ser laborioso y no permitir una mentira”, el respeto de los usos y costumbres de la comunidad el respeto a la propiedad, a la persona en su integridad física y moral, valores que transforman el comportamiento del hombre campesino y acentúa las bases de un ordenamiento justo, ordenado y pacífico; donde crecerán y se desarrollaran las nuevas generaciones envilecidos de valores positivos cuyo producto principal será una sociedad más justa y más humana.

EN LA PACIFICACIÓN.
- Las
rondas campesinas durante la etapa violencia terrorista y de guerra sucia que vivió el país, combatió con firmeza e inteligencia a ambos bandos, rechazando valientemente la intromisión de las dos partes que pretendían usar al campesinado como carnada; los ronderos nos mantuvimos al margen de los acontecimientos con nuestro lema “ni con el ejercito, ni con sendero, ni el MRTA,” las rondas son independientes y autónomas, así mismo rechazamos la represión, el genocidio y las armas, porque estas solo generan rebeldía, venganza y enlodamiento a cientos de familias, abandono y desocupación, terror y muerte. Los ronderos apostamos por la vida, la justicia y no la paz de los cementerios, de los torturados, asesinados tampoco aceptamos la paz de los ricachones que sin control alguno se han adueñado de las minas, mares, empresas y hoy hacen fortunas a cargo del hambre y la miseria del pueblo cobrando tarifas elevadas, eso genera violencia y atenta contra nuestros valores y derechos. Por lo que lanzamos el eslogan “Las armas no producen camotes, yucas ni papas, las armas solo generan muerte”. Estamos conscientes que empleando la razón y el deslinde político e ideológico, rechazamos no sólo a los grupos aventureros, sino también al ejército que se convirtió en un peligro para la ciudadanía, pretendiendo a la fuerza, organizar a los campesinos en los mal llamados “Comité de Auto defensa, sin respetar a las rondas campesinas existentes, convirtiéndolos de esta manera en carne de cañón, para enfrentar a los grupos levantados en armas y al narcotráfico. En los lugares donde se encontraban instalados las bases militares, los soldados cometieron grandes abusos, robaban, abusaban sexualmente de jovencitas, cobraban cupos a comerciantes aduciendo calumnias que habían colaborado con los terroristas y a los que se negaban los sometían a torturas y peor a los que pretendían denunciar, persiguiendo a dirigentes populares, a muchos mandaron a prisión, unos que ya lograron su libertad y otros todavía se encuentran en la cárcel esperando un milagro para lograr su libertad, pero a pesar de todo, los ronderos a través de sus órganos de dirección, la federación Departamental denunció con hidalguía y firmeza ante las jurisdicciones pertinentes del Ministerio Público, Poder Judicial, organizaciones de Derechos Humanos, ante el Congreso de la República y ante el ejército de los abusos cometidos por las bases militares, logrando su retiro inmediato, devolviendo a la ciudadanía la tranquilidad y su cómoda vivencia en paz y la recuperación de sus mas elementales derechos como son: libertad de reunión, el libre tránsito, la democracia y la libre organización. Los ronderos a partir de esta amarga experiencia que nos tocó vivir, tenemos el firme propósito y la consciente decisión de no ceder ni un milímetro a elementos contrarios al desarrollo, al progreso, a la vida, a la democracia, a la libertad, a la justicia, al patriotismo y nos proponemos construir una sociedad sobre la base de estos fundamentales principios para el logro de una sociedad desarrollada con la participación solidaria de hombres y mujeres, niños, jóvenes, y ancianos sobre una patria que la consideramos por siempre nuestra 

VI. LOGROS DE LAS RONDAS CAMPESINAS.
 1. Control del abigeato en las comunidades organizadas.

2.
Erradicación del chisme, peleas, celos, maltratos familiares, borrachera, y todo vicio que contraviene a las buenas costumbres y al desarrollo de las comunidades.

3.
Participación activa del poblador hombre mujer de todas las edades en el desarrollo de la comunidad, eliminando la morosidad.

4.
Mejoramiento de la calidad de vida.

5. 
Conocimiento de sus derechos y deberes.

6. 
Incorporación de la mujer en la administración de justicia campesina 

7.
Disminución de machismo, afianzando la igualdad entre el hombre y la mujer.

8. 
Mejoramiento de la calidad de conocimientos de su propia realidad nacional.

9. 
Conservación, prevención y cuidado de los recursos naturales y ambientales como medio principal para la vida.

10.
Administración de justicia de conformidad al derecho de costumbres.

11.
Resolución de conflictos vía la conciliación.

12.
Disminución de los problemas de tierra, linderos, caminos, aguas.

13.
Reconocimiento del Estado a través de la Ley 24571, hoy derogada por la Ley 27908 y el Art.149 de la Constitución Política del Perú.

14.  
Reconocimiento por parte de las organizaciones de DD.HH.

15.  
Se ha logrado el espacio social correspondiente y el respeto de las autoridades en la toma de decisiones sobre la seguridad ciudadana.
Reducción considerable de juicios en el poder judicial, contribuyendo de esta manera un ahorro al estado.
 
  Hoy habia 5 visitantes (22 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=