CONSTRUYENDO LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL ACCION DE LAS RONDAS CAMPESINAS EN EL NOR ORIENTE PERUANO
  EXITOSOS CONGRESOS DE RONDAS CAMPESINAS
 

CONGRESOS RONDEROS


Al surgir las Rondas campesinas en el departamento de Cajamarca, una de las preocupaciones de quienes trabajamos en su organización y fortalecimiento, fue darle carácter centralizado y orientador, de ahí que participamos representativamente con valiosas sugerencias de las bases en el I Congreso Departamental realizado en Chota en 1985.

Una de las históricas participaciones fue en el I Encuentro Nacional de Rondas Campesinas, que se realizó en Cieneguilla – Lima en 1987, fueron miles los asistentes en este evento, a partir de este congreso se trabajó desde las bases, haciendo conocer los principales acuerdos que permitirían la expansión del movimiento rondero a muchos departamentos y regiones del Perú.

En mayo de 1988, se realiza en Cajamarca el II Congreso a nivel departamental, al cual concurren un conjunto de bases de diferentes departamentos del Perú, se expresa aquí la corriente divisionista de las ONGs, que pretendían utilizar al movimiento rondero para su asistencialismo, desnaturalizando su carácter primigenio.  Sin embargo la madurez de las bases lo impidió.

En 1990 se realiza en Cutervo el III Congreso departamental, fue una movilización contundente, ronderos de toda la región nor oriental se hicieron presente, ahí expresó el rechazo al asesinato de los campesinos de Choras, se zanjó posiciones con los provocadores y terroristas.  Fue un Congreso de unidad, porque con él derrotamos a las llamadas rondas pacíficas que trataba de manipular, en aquel entonces el Apra, a partir de aquel histórico evento, el movimiento democrático, autónomo se afianzó, lo que nos permitió enfrentar de manera unidad y férrea al fujimorismo que trataría de barrer con todo tipo de organización independiente.

En 1993, se realiza en Lima el II Encuentro Nacional de Rondas Campesinas y Urbanas, fue la primera respuesta ante el régimen contrainsurgente que aplicaba el fujimorismo, este evento sirvió para unificar a los pocos dirigentes que nos quedamos en la conducción del movimiento, algunos se pasaron al campo del enemigo, otros se ocultaron en la pasividad y el temor.  Fueron momentos muy difíciles, muchos lugares fueron declarados zonas de emergencia.  Pero primaron los principios, no nos arrepentimos, los pocos que quedamos juramos continuar el camino de la lucha, por la vigencia y construcción de las Rondas Campesinas.

En 1994, Jaén es sede de IV Congreso Departamental de Rondas Campesinas, es en este evento donde se proclama la lucha infatigable contra las bandas paramilitares mal llamados Comités de Autodefensa, a este congreso asistieron los campesinos de San Ignacio que fueron injustamente encarcelados por enfrentarse a la transnacional INCAFOR, que pretendía talar los bosques del Santuario nacional de Tabaconas—Namballe.  En el nororiente peruano se libró y se libra la batalla más dura contra las bandas paramilitares, que al fin están siendo aisladas y están en proceso de descomposición por falta de orientación.

En 1997, Bambamarca es sede del V Congreso ronderil a nivel departamental, el movimiento mostró su vitalidad a pesar de que muchos ronderos estaban perseguidos y denunciados, las autoridades políticas trataron de bloquear y boicotear el evento, el sub prefecto de Bambamarca prohibió la distribución de los volantes que invitaban al Congreso, esto no fu impedimento, el evento se desarrolló con todo éxito. Muchos incrédulos asistieron porque creyeron que había llegado el fin de este movimiento, su sorpresa fue tan grande, cuando los ronderos una vez más reafirmaron su voluntad de continuar en la lucha por pan, justicia, paz, trabajo y desarrollo.

En 1999, a fines de este milenio nos reunimos en San Miguel de Pallaques, los campesinos del departamento de Cajamarca y lo hacemos con la mística de siempre, con más madures, con experiencias nuevas incorporadas al actuar de las rondas, con una visión más de conjunto, de seguro que los que se fueron, o los están por intereses coyunturales se desesperan por copar espacios, pero los que vamos con miras al futuro vamos convencidos de darle vitalidad al movimiento, reafirmando la vigencia de la democracia directa de masas, el patriotismo y la autonomía, la independencia y la justicia campesina. En cada uno de los congresos llegamos con nuestro propio esfuerzo, nadie financia nuestros eventos, las masas financian su congreso y por eso el futuro de las rondas está asegurado. El nuevo milenio es de grandes confrontaciones y de retos, de forjar grandes movimientos de unidad entre los pueblos. Con las masas y el pueblo, el ideal más noble de la justicia social, la solidaridad, el pan, trabajo y belleza se hará realidad, más temprano que tarde, los acontecimientos mundiales y nacionales caminan en esa dirección y el movimiento campesino sabrá responder a estos retos.

 

 
  Hoy habia 5 visitantes (13 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=